LITERATURA - Blog - Anlari Blog

Vaya al Contenido

Menu Principal:

"Grandes pechos, amplias caderas" de Mo Yan, la descarnada y lírica brutalidad de la sociedad rural china.

Publicado por ÁNGEL LÁZARO en LITERATURA · 12/2/2016 10:16:00


Lamentablemente semiescondido por la polémica política que lo acompaña, el descomunal talento narrativo de Mo Yan, Premio Nobel de Literatura en 2012, es, sn embargo, un regalo para los que buscan aproximarse y comprender desde la emotividad artística, no desde la frialdad de las estadísticas económica, la psicología profunda de la sociedad china.

Mo Yan, más conocido fuera de China por la novela "Sorgo Rojo", otro monumento de hiperrealismo, adaptado cinematográficamente por Zhang Yimou (ganador del Oso de Oro en Berlín en 1988), se reivindica como continuador de Lu Xun, el fundador de la novela realista china, su primer gran narrador contemporáneo.

A pesar de su indudable maestría para visualizar el fondo brutal de la cultura patriarcal tradicional y el heroísmo de muchas mujeres atrapadas en situaciones de semiesclavitud familiar, Mo Yan fue objeto de severas críticas y descalificaciones fuera de China cuando ganó el Premio Nobel, pero su falta de compromiso crítico.

Estas críticas se justificaron por la situación de los precedentes premiados chinos, Gao Xingjian (Premio Nobel de Literatura en 2000, exiliado en Francia) y Liu Xiaobo (Premio Nobel de la Paz en 2010, encarcelado en China), en contraste con los privilegios académicos de Mo Yan, que fue soldado, y es miembro de la Escuela de Artes del Ejército Popular de Liberación y de la Academia oficial de Escritores Chinos.

Ciertamente, Mo Yan no se sacrifica personalmente para cuestionar públicamente la represión cultural y política de la dictadura comunista, ni ha sido represaliado por su atrevimiento artístico, como sí lo han sido, en momentos puntuales, por ejemplo, los cineastas Zhang Yimou (Vivir!), Chen Kaige (Adiós, mi concubina) y Tian Zhuangzhuang (Blue Kite).

Es más, el gobierno y la prensa oficial celebraron su galardón como el primero de la historia de la literatura moderna en China, ignorando el premio de Gao Xingjian, nacionalizado francés pero de indiscutibles raíces chinas. El Nobel era ahora importante, a pesar de que había sido cuestionado por China tras su concesión a Xingjian y Xiaobo, que no pudo ir a recogerlo por razones obvias.


De izquierda a derecha y de arriba a abajo, los escritores Lu Xun, García Márquez y William Faulkner, citados entre las influencias de Mo Yan; Gao Xingjian, Nobel de Literatura en 2000, y Liu Xiaobo, Nobel de la Paz en 2010

Sin embargo, la obra de Mo Yan llega hasta el límite del estrecho marco de corrección política en China (y un poco más) y aplica humor negro y realismo mágico ("realismo alucinatorio" o "hallucinatory realism", según los expertos en Mo Yan, que lo vinculan con García Márquez y Wiliam Faulkner) en la condición humana atrapada bajo el peso del tradicionalismo, el colonialismo y la violencia (familiar, social, política), sin evitar la crueldad, el absurdo y la estupidez de acontecimientos clave de la historia reciente, como la Revolución Cultural y el Gran Salto Adelante.


Versiones cinematográfica (1987, Zhang Yimou) y televisiva (2014) de la novela de Mo Yan "Sorgo rojo", también ambientadas en la provincia de Shandong

"Grandes Pechos, Amplias Caderas" (Editorial Kailas, 2013, edición en español para Kindle, traducción Mariano Peyrou) es una muestra ejemplar del sublime talento de Mo Yan para la crítica social y las coloridas pero perturbadoras imágenes literarias con las que adorna sus descarnadas descripciones de la brutalidad rural. "Brutalidad" entendida como reacción primaria, auténtica, no civilizada por la supervivencia del ser humano atrapado por el conflicto entre tradición, fanatismo, violencia y cambio social.

La acción transcurre en la comarca del Gaomi, o Gaomi del Noreste, en la provincia de Shandong, en el noreste de China, igual que otras obras del mismo autor. El lugar, que parece irreal en las deliberadamente excesivas descripciones de la novela, existe realmente. Esta situado no muy lejos de la (hoy) moderna ciudad costera de Qingdao, una zona severamente afectada por el colonialismo, primero alemán (1898-1914) y luego japonés (1914-1922 y 1938-1945), uno de los principales temas de fondo del libro.


Localización del condado de Gaomi, lugar de nacimiento de Mo Yan y escenario de sus novelas, en la provincia nororiental china de Shandong

Shandong, actualmente una de las provincias más desarrolladas de China, parece un lugar propicio para inspirarse literariamente. El conflicto entre tradición y modernidad fue especialmente agudo allí durante el siglo XX, tanto en las montañosas tierras del interior como en las llanuras fluviales. La región natal de Confucio, del río Amarillo, del Gran Canal y del Monte sagrado Taishan, donde era posible adorar por igual a bandoleros, a santos y a filósofos fue el epicentro de la rebelión xenófoba de los "bóxers" (1900), uno de los episodios mas curiosos e interesantes de la historia reciente de China.


Dos de los mejores ensayos escritos sobre la guerra de los bóxers, movimiento xenófobo en los inicios del siglo XX cuyo epicentro fue la provincia de Shandong

El relato de Mo Yan gira entorno de la familia Shangguan y su tránsito por los episodios clave de la historia china reciente (fin del imperio, república, período de los señores de la guerra, ocupación japonesa, victoria comunista, gran salto adelante, revolución cultural, modernización e inicios de la corrupción del sistema).

La narración, con el único hijo varón (Shangguan Jintong) en funciones de narrador, se centra principalmente en la madre (Shangguan Lu), víctima de un matrimonio concertado por debajo de las expectativas familiares, ya que, tras sufrir la inhumana tradición del vendado de pies, este reducto del feudalismo patriarcal, muy cotizado hasta entonces, devino atractivo inútil con el final del tradicionalismo imperial Qing y los nuevos valores republicanos.

Shangguan Lu sufre ante su violenta suegra para concebir el ansiado varón. La infertilidad de su marido ciertamente no le ayuda mucho por lo que se ve obligada a buscar amantes improvisados (desde su tío paterno Gran Zarpa, hasta un monje, un buhonero, y un carnicero de perros) o forzados (una de sus "excursiones" acaba en violación colectiva) en sustitución, pero sin suerte: el resultado son 7 descendientes del sexo femenino.


Condado de Gaomi: arriba, uno de los escenarios del rodaje de la versión televisiva de "Sorgo Rojo"; a la derecha (arriba y enmedio) y abajo, a la izquierda, imágenes de la casa natal de Mo Yan en Gaomi; abajo, a laderecha, una casa de la misma región.

La novela avanza entre delirantes episodios protagonizados por la madre y sus variopintas y testarudas pero valientes hijas (una de las cuales, por cierto, acaba siendo vendida), algunos de una violencia muy cruda no apta para lectores sensibles, otros caracterizados por una comicidad muy oscura y exageradamente realista.

Por citar algunos de esos delirantes episodios: la suegra de Shangguan repartiendo su atención entre el parto de una burra, pieza clave del sustento familiar y uno de los partos de la protagonista, decidiéndose finalmente por la primera y abandonando a la segunda ante la incapacidad de su marido e hijo para extraer la cría (de la burra) estirando de su pata; o una delirante banda de 5 niños mudos liderados por su improbable abuela (Tía Sol) bien armados y perfectamente sincronizados en amores y odios con sus feroces perros para aterrorizar a sus vecinos; o la lograda representación operística de una hazaña guerrillera que confunde hasta tal punto realidad con ficción que logra que la protagonista se abalance sobre uno de los actores para defender el honor de su hija mayor.

O, en fin, el pastor protestante de la localidad (los había por centenares en la región en el primer tercio del siglo XX), un sueco llamado Malory, con el que la protagonista logra concebir finalmente su ansiado varón (junto con la 8ª hija, su hermana gemela) a pesar de su "mal olor", antes de que el sacerdote sea torturado y lanzado por un grupo de guerrilleros chinos desde la torre del campanario de su iglesia, desconcertados por su excelente pronunciación del dialecto local.


Misioneros anglicanos en Shandong, inicios del siglo XX; a la derecha, arriba, una imagen del ejército nacionalista en la batalla de Tai'erzhuang, en Shandong, 1938; abajo, sesión de autocrítica durante la Revolución Cultural en Qufu, Shandong, hacia 1964-65

La estupidez de los burócratas del Partido en la aplicación de los programas revolucionarios (fundamentalmente, el Gran Salto Adelante 1958-59 y la Revolución Cultural 1966-1976), con el resultado de muertes, hambrunas, violencia e incluso daños medioambientales no queda mejor parada. El humor negro como antídoto abunda: el episodio en que los líderes del partido, durante la hambruna, ensalzan la habilidad de uno de los vecinos para cocinar carne de rata, como "fuente de alimento alternativa", para perseguir luego la reacción de los intoxicados como "sabotaje", es un buen ejemplo.

La novela finaliza en la década de los 90, rodeada por la corrupción y los curiosos criterios de los funcionarios locales para interpretar los conceptos políticos de "reforma" y "apertura" en relación con un parque de atracciones, cuyo fondo son los conocidos abusos de funcionarios corruptos en los procesos de expropiación de tierras.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal