Prosperidad de Suzhou (s. XVIII) - Blog - Anlari Blog

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Prosperidad de Suzhou (s. XVIII)

Publicado por ÁNGEL LÁZARO en ARTE · 10/4/2016 17:13:00


Durante una visita de inspección en 1751, el emperador Qianlong, reconocido patrocinador del arte tradicional chino durante el período "qing" (1644-1911), quedó fascinado por la pintura "Prosperidad de Suzhou", obra del paisajista Xu Yan, un extraordinario rollo de 37 x 1241 cm hecho en tinta y color sobre papel. La finura del trazo, el detalle del dibujo, el ingenio de la composición y el impacto emocional del conjunto le valieron un lugar de honor en el Museo de Palacio de la Ciudad Prohibida, junto con otra maravilla de la poética pintura costumbrista china, el "Festival del Qing Ming a lo largo del río", una obra del período "song" (907-1279) de la que se conservan dos copias


Fragmento de "El festival del Qing Ming a lo largo del río"

Tras su expulsión de la Ciudad Prohibida en 1924, el último emperador "qing", Pu Yi (también conocido como Aisin Gioro, o Henry Pu Yi) se llevó ambas obras maestras consigo, primero hacia su semiexilio en Tianjin, y finalmente hasta su palacio como emperador títere en el protectorado/colonia japonesa de Manchukuo (antigua Manchuria, hoy "Dongbei", región del noreste), en Shenyang.

Tras la guerra, el gobierno nacionalista de Chiang Kai-shek pudo recuperar el "Festival del Qing Ming" y depositarlo de nuevo en el Museo de Palacio de Beijing, desde donde fue trasladado hacia Taipei tras la victoria comunista en 1949. Pero el rollo de "Prosperidad de Suzhou" estuvo perdido (u oculto) tras el caos generado por el ataque de la Unión Soviética y la retirada japonesa en agosto de 1945. Tras su reaparición, la obra se expuso en el Museo Provincial de Liaoning, en la misma ciudad de Shenyang, donde permanece hoy en día.









Aunque este tipo de dibujos no eran inusuales, la mayor parte de los pintores chinos, desde los primeros periodos de gran brillantez ("tang" -618-907- y "song") se centraron en provocar y transmitir la emoción sutil mediante la simplicidad, la evocación idealizada de la naturaleza (ríos, lagos, rocas, montañas sagradas, flores, pájaros y árboles característicos de las cordilleras centrales, como el típico "pino del Huangshan"), en las que los seres humanos y sus austeros refugios quedan atrapados pero integrados (miniaturizados) en el magnífico entorno natural. Simplicidad formal y profundidad espiritual muy inspirados en los principios del taoísmo.

Tal y como indica el título del rollo, la ciudad de Suzhou, situada en el delta del río Yangtze, dentro de la actual provincia de Jiangsu, no muy lejos de Nanjing y de Shanghai, fue una próspera capital comercial durante las dinastías "ming" i "qing", y uno de los principales centros de producción del hilo y del tejido de seda que, como es sabido, fue durante siglos uno de los grandes motores del intercambio comercial entre Oriente y Occidente, junto con el te.

Suzhou es hoy un importante y moderno núcleo industrial y de servicios poblado por más de 10 millones de habitantes, muy bien comunicado y relativamente cerca de Shanghai (25 minutos) y Nanjing (2 horas) por tren de alta velocidad, tal y como deben saber los habitantes de ambas metrópolis.



No obstante la industrialización y el crecimiento urbano, Suzhou ha preservado (restaurados o reconstruidos en muchos casos) los vestigios de su glorioso pasado en su centro histórico, no muy lejos de la estación central de ferrocarril. Las mansiones y los jardines (entre los que sobresale el Jardín del Administrador Humilde, tal y como se puede observar en uno de los mosaicos, correspondiente a una visita en 2008), los canales y los puentes, los restos de la antigua muralla (tras la que los rebeldes "taiping" ofrecieron fiera resistencia en el siglo XIX)los museos y los teatros (en particular, la indescifrable y densa pero fascinante ópera "kunju", en cuyo modelo se inspiró la emperatriz Cixi en el siglo XIX para modelar la escenografía de la Ópera de Beijing) nos permiten recrear, no sin cierta imaginación, la alegórica prosperidad del cuadro de Xu Yun.





Las fotografías del cuadro se han extraído del libro "La colección de la pintura tradicional china", una lujosa y completa edición publicada por "China Intercontinental Press" y adquirida en la Librería de Lenguas Extranjeras de Wangfujing, en Beijing. Las fotografías de Suzhou corresponden a un viaje realizado en septiembre de 2008.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal