Nueva Zelanda 1 - Anlari Blog

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Nueva Zelanda

Nueva Zelanda























QUEENSTOWN, SUR DE NUEVA ZELANDA, ASCENSO AL BEN LOMOND (1748 metros). El "Ben Lomond Trail" es uno de los más duros de la zona de Queenstown, pero también uno de los que ofrece mejores vistas, ya que desde allí pueden verse casi todas las cordilleras y los lagos de los alrededores, en particular, el espectacular lago Wakatipu (80 kilómetros de largo) y el nevado parque nacional de los Montes Fiorland, donde se rodaron algunas de las escenas más espectaculares del film "El Señor de los Anillos". La subida salva 1400 metros de desnivel, desde Queenstown (310 metros sobre el nivel del mar)


EL FASCINANTE ESPECTÁCULO DE LA NATURALEZA EN QUEENSTOWN, NUEVA ZELANDA. 4 de diciembre de 2015, final de primavera en Queenstown, isla sur de Nueva Zelanda, la última frontera antes de la Antártida (aún muy lejos). Una de las mayores reservas de naturaleza virgen del mundo, curiosa mezcla de paisaje alpino y nórdico, el lugar donde se rodaron una buena parte de las escenas en espacio abierto de la trilogía "El señor de los anillos" (Rohan, Lothlorien, Fangorn, Isengard, la batalla de Amon Helm). 

A 10 mil kilómetros de Xiamen, y a 20 mil kilómetros de Barcelona, que se levanta 12 horas antes, y está a punto de celebrar la Navidad en verano. Imágenes tomadas en un día espléndido, en el "Queenstown trail", 30 kilómetros en el que no sobra ni uno.










EL EXTRAORDINARIO ASENTAMIENTO CHINO EN LA COLONIA MINERA DE ARROWTOWN, EN QUEENSTOWN, NUEVA ZELANDA. La emigración china del siglo XIX fue uno de los fenómenos migratorios más notables de la historia. Los emigrantes chinos, favorecidos por la apertura de fronteras forzada por los británicos en 1842, llegaron hasta los confines del mundo conocido, donde crearon los ya arquetípicos "chinatown's", buscando fortuna, y huyendo de la severa crisis social, política y económica del final de la dinastía Qing (1644-1911)

El mejor ejemplo de este carácter emprendedor, sacrificado y resiliente es el asentamiento chino de Arrowtown, por el que pasaron (junto con otros asentamientos menores de la zona) varios miles de trabajadores chinos entre 1860 y 1880, atraídos por el descubrimiento de un importante yacimiento de oro (en plena "fiebre del oro", fenómeno de la época que también fue notable en Estados Unidos y Australia).

A diferencia del clásico "chinatown", los mineros chinos, procedentes de la provincia de Guangdong, construyeron primero barracas, y más tarde pequeñas cabañas de piedra para resistir el duro invierno de Nueva Zelanda, el país más septentrional de esta parte del mundo, en agudo contraste con el clima subtropical de procedencia.

La comunidad china trabajó duro e incluso dispuso de algunos líderes comunitarios, como el pequeño comerciante y banquero Ah Lum, cuya vivienda-almacén fue el centro de la comunidad. No obstante, la dureza del trabajo y la discriminación legal, social y racial de que fueron objeto (y por la que el gobierno neozelandés pidió disculpas en 2012) forzó la marcha de la mayoría.

Sin embargo, algunos y algunas se quedaron y junto con los emigrantes llegados desde 1945 forman hoy el 11 por ciento de la población, y sirven de puente para la creciente llegada de turistas y nuevos residentes de la China continental, algunos de los cuales, a diferencia de los trabajadores de entonces, disponen de todo tipo de facilidades para adquirir mansiones e invertir en negocios locales

Ya en 1982 el gobierno de Nueva Zelanda inició la reconstrucción y excavación del antiguo asentamiento chino, cuya singularidad cultural y histórica ha atraído una importante y notable número de visitantes, entre los que destaca Jia Qinglin en 2012, por entonces el número 4 del gobierno chino.

Junto con la reconstrucción de la colonia minera de Arrowtown, hoy un atractivo espacio comercial con cierto aire de "far west", y en cuyo río todavía aparece oro en pequeñísimas cantidades (y es posible encontrar buscadores en sus orillas), forman el espacio cultural más importante de una zona cuyo principal atractivo son sus impresionantes espacios naturales.
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal