Xiamen - Anlari Blog

Vaya al Contenido

Menu Principal:

China

Xiamen y Fujian




















La pequeña isla de Gulangyu, en Xiamen (Fujian), ha adquirido una gran relevancia entre los destinos turísticos chinos aprovechando su extraordinario legado histórico y cultural, con el formidable héroe transnacional Koxinga en posición privilegiada; un ambiente urbano único de mansiones, iglesias y edificios antiguos, completamente peatonal; y el agradable entorno natural de miradores, playas y jardines caracterizado por su gran biodiversidad.

Gulangyu, junto con otras 40 concesiones internacionales en China, logró ser el primer y privilegiado punto de encuentro entre la modernidad occidental y el tradicionalismo de la dinastía "qing", hasta entonces herméticamente cerrada por su concepto de autosuficiente y perfecto "reino del centro" (Zhong Guo, 中国).

Este encuentro cultural, el primero generalizado tras episódicas experiencias previas (los comerciantes de las Rutas de la Seda y del Té, la navegación temporal y limitada en Cantón, la colonia de Macao, los jesuitas en los siglos XVI y XVIII...) estuvo paradójicamente asentado, por un lado, en la cooperación educativa, médica y científica, y, por el otro, en los abusos típicos del período colonial (1842-1949).

Artículo completo en este enlace y en versión pdf


Los "tulou" o edificios comunitarios de planta circular o cuadrangular constituyen uno de los emblemas más conocidos del pueblo "hakka", una comunidad cultural china sin el estatus legal de "etnia", pero con características distintivas muy singulares, que la convierten en uno de los referentes de la diversidad cultural de China. 

Aunque se les considera parte de la etnia mayoritaria china (los "han", con más de 1.000 millones de habitantes), los "hakka", originarios del norte de China, desde donde se desplazaron progresivamente hacia el sur a partir del siglo II a.c, han mantenido durante siglos sus señas de identidad, lo que incluye una lengua (el "hakka" o "kejia", variante del chino tradicional), unas tradiciones y unos valores culturales propios.

Concretamente, la denominación "hakka" es propia de la lengua de esta comunidad, y en la lengua oficial estándar "putonghua" o mandarín se corresponde con los caracteres "kejia", 客家, es decir, "pueblo invitado", por referencia a su carácter de pueblo llegado de fuera (migrante).

Artículo completo en este enlace y en versión pdf


El Parque Nacional de los Montes Wuyi, Wuyishan, 武夷山, en el norte de la provincia de Fujian, es uno de los 4 parques naturales de China con la doble condición de Patrimonio Natural y Cultural de la UNESCO, reconocimiento que comparte con otras tres acreditadas áreas de montaña, Huangshan (Anhui), Emei Shan (Sichuan) y Taishan (Shandong).

Pude comprobar en una visita de varios días (inicios de mayo 2015) hasta qué punto se funden en un sólo paisaje la belleza natural y la cultura entorno de los recursos naturales de la zona, particularmente el prestigioso té rojo.

El espectacular entorno de acantilados, cuevas y bosques no sólo ha sido fuente de inspiración del paisajismo tradicional chino desde la dinastía Han (está documentada una primera visita imperial de hace unos 2000 años), o espacio de creación de poetas (Liu Yong, 柳永) y lugar de reflexión de filósofos neoconfucianos (Liu Zi Hui, 刘子翬).

Artículo completo en este enlace y en versión pdf


El té forma parte de las señas de identidad de China. No es sólo, desde antiguo, un producto para el comercio, impulsor de las grandes rutas comerciales de Asia oriental (junto con la porcelana y la seda), sino que su cultivo, su producción, su venta y su consumo están fuertemente asociados con la historia, el arte, la cultura, la medicina tradicional y las relaciones sociales del "reino del centro". 

En su cuidada elaboración puede resumirse la sabiduría tradicional del país, su consumo, en particular, su ceremonial de preparación, simboliza la salud y la hospitalidad, y facilita el establecimiento de vínculos sociales o empresariales.

Artículo completo en este enlace y en versión pdf



En 2007, la ciudad de Xiamen (Fujian, China), ya en su apogeo como ciudad habitable, muy pendiente de su entorno, celebró en el distrito continental de Jimei, cerca de su universidad, una Exposición Internacional de Flores y Jardinería.
La Expo Garden'07 dejó un fabuloso legado en la ciudad, en forma de inmenso jardín de jardines, repartido en 4 islotes, diseñados de acuerdo con diferentes estilos o modelos paisajísticos (Suzhou, Mongolia, Macao, Beijing, Japón, México...).El resultado es un gigantesco parque, con variedad de pabellones, molinos, estanques, rocas, pagodas, árboles, arbustos y flores de colores diversos, según la época del año que corresponda.

Artículo completo en este enlace

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal